lunes, 16 de septiembre de 2019

LA ISLA DE PLÁSTICO DEL PACÍFICO NO DEJA DE CRECER




Se trata de un atolón declarado Patrimonio de la Humanidad
La gran mancha de basura, en el océano Pacífico, es una zona cubierta de desechos plásticos cuya superficie oscila entre los 710.000 km² y 17.000.000 km² según el criterio para medir la concentración de partículas de plástico. Pero ahora este pequeño continente tiene una desafortunada competencia, ya que la basura plástica flotante ha inundado una remota isla del Pacífico que alguna vez fue considerada una joya ambiental. Lo más grave es que los expertos aseguran que de persistir la cultura de usar y tirar, poco se podrá hacer para salvarla.

La isla de la que hablamos es Henderson, un atolón de coral deshabitado que se encuentra a mitad de camino entre Nueva Zelanda y Perú, con 5.500 kilómetros de océano en cualquier dirección. Y aún así, pese a su aislamiento extremo, una confluencia anormal de geografía y corrientes oceánicas ha hecho que la isla de Henderson tenga una de las mayores concentraciones de contaminación plástica en el planeta.

“Descubrimos restos de plástico en casi toda la isla – explica Jennifer Lavers, quien la visitó recientemente en el marco de una investigación – . Había botellas y contenedores, todo tipo de artículos de pesca y provenían de, prácticamente todos los países: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Chile, Argentina, Ecuador… Fue un mensaje real: todos los países tienen la responsabilidad de proteger el medio ambiente, incluso en estas áreas remotas”.

El ecosistema del atolón es tan rico que la isla forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la ONU y se la calificó como un paraíso virgen.

Pero tres décadas después, se ha convertido en un vertedero de la isla de basura del Pacífico. Un mes atrás, cuando Lavers visitó la isla, organizó una campaña de limpieza y su equipo recolectó seis toneladas de basura plástica de la playa durante dos semanas. Lavers planea realizar dos viajes más a la isla, en 2020 y 2021, para profundizar en la limpieza, aunque asegura que no es una solución a largo plazo, sino apenas un parche y pidió restricciones más estrictas para los plásticos de un solo uso.


domingo, 14 de julio de 2019

¿LOS HUMANOS RESPIRAMOS MÁS FUERTE POR UN ORIFICIO DE LA NARIZ QUE EL OTRO?




Seguro que habéis notado esa sensación cuando habéis estado enfermos o con alergia... pero ocurre de manera diaria.

Cuando cogemos un buen resfriado la nariz se tapona de tal manera que es imposible respirar, da igual como lo intentes. Pero es cierto que notamos como si una fosa nasal estuviera más abierta que la otra, pero horas después de dormir, de repente, esta se cierra y es entonces cuando parece que la otra permite la respiración. Pero, ¿por qué sucede esto? Para quienes creían que esto ocurría solo cuando estábamos con catarro, se equivocan. Sucede siempre, solo que con la nariz congestionada notamos más este proceso.

Está regido por el sistema nervioso autónomo de nuestro cuerpo, el mismo que se encarga de regir la digestión o el ritmo de los latidos de tu corazón. En el caso de la nariz, se controla el ciclo nasal, que permite que cada una de las fosas funcione de forma eficiente. Es un proceso que se repite varias veces a lo largo del día, pero que se hace más prominente cuando estamos con catarro, gripe o alergia.

Para que os hagáis una idea del proceso, nuestro cuerpo inflama los tejidos de la nariz con sangre, de la misma forma que los hombres consiguen su erección, pero en este caso en otra zona del cuerpo. De esta manera, sentimos que uno de los orificios está taponado y el otro no, lo que puede durar entre 3 y 6 horas hasta que se intercambian las áreas. Se cree que, por ejemplo, este proceso también ayuda a nuestra nariz a detectar mejor los olores. Además, es una forma de dar un descanso a una de las fosas nasales cada vez, ya que una constante respiración con la misma fuerza por ambos orificios podría acabar resecándolos.

Así que la próxima vez que notes esta sensación, tranquilo, eres igual de normal que el resto de los mortales.



Fuente: Quo 


miércoles, 10 de julio de 2019

¿QUIÉN INVENTÓ EL COCIDO?




Es una de las comidas más antiguas de España.

Según muchos gastrónomos, este tradicional plato es con el gazpacho y las sopas de ajo, una de las comidas más antiguas de España. Está documentado que fue el general y estadista cartaginés Aníbal quien introdujo en la Península Ibérica su ingrediente básico, el garbanzo. Y fue a partir de ese momento cuando comenzó a evolucionar. A esta legumbre se le fueron añadiendo otros productos, y en el Madrid medieval ya había posadas que lo publicitaban. Por ejemplo, en Lavapiés, que entonces se encontraba en los arrabales de la ciudad, se servía cocido “con mucha gallina y pernil”.

Pero no solo ha estado presente en la memoria estomacal de los españoles, también se trata de una receta con gran tradición literaria. El poeta y dramaturgo Lope de Vega confiesa en alguna de sus obras que le gustaba, además, con verduras y chorizo y Miguel de Cervantes decía que lo echaba de menos en Italia.
Comenzó siendo una comida popular, pero enseguida saltó a los comedores nobles e incluso se aficionaron a él los paladares más exigentes de la realeza. De hecho, fue una de las comidas preferidas de las cuatro mujeres de Felipe II. A María de Portugal le gustaba con una pelota de migas de pan, carne picada y especias, y a María Tudor solo con gallina y jamón. Según los chismosos de la época, su tercera esposa, Isabel de Valois, no comía otra cosa, y a su última mujer, Ana de Austria, se lo servían tres veces por semana hasta que quedó embarazada.

¡El cocido hace milagros!


jueves, 4 de julio de 2019

DESCUBREN EL MEJOR CALMANTE DESPUÉS DE COMER ALGO PICANTE




El remedio para aliviar la sensación de ardor que deja es muy simple

 Esa sensación fuerte de quemazón que sientes una vez que comes picante realmente no es ardor, sino más bien dolor. Cuando esto ocurre, un buen remedio para reducir la sensación de quemazón en el cuerpo es la leche, da igual que sea entera o desnatadas, de acuerdo con un estudio en Penn State University.

La investigación se originó como un esfuerzo por identificar una bebida para limpiar el paladar de los participantes en los estudios de degustación relacionados con la capsaicina, que es la molécula que le da a los pimientos picantes y otros productos su gusto particular. Se une a un receptor sobre células que detectan la temperatura y células que envían mensajes de dolor.

Según John Hayes, profesor de Ciencias de la alimentación en Penn State y director del Centro de Evaluación Sensorial de esta universidad, la idea inicial era descubrir la mejor manera de reducir la sensación de quemazón para los voluntarios que consideraban que las muestras picantes eran demasiado intensas.

Los investigadores analizaron cinco bebidas. Los participantes tomaron, en primer lugar, una mezcla picante de Bloody Mary que contenía capsaicina y, por tanto, picante. Inmediatamente después de tragar, calificaron la quemadura inicial. En ensayos separados posteriores, bebieron agua purificada, cola, un preparado en polvo con sabor a cereza, agua mineral, cerveza sin alcohol, leche descremada y leche entera. Y siguieron evaluando 10 segundos después de cada prueba. Todas las bebidas redujeron significativamente la sensación de ardor de la mezcla, pero los científicos observaron mayores reducciones en la quemadura después de ingerir leche entera y leche descremada.

Se necesita más trabajo para determinar cómo estas bebidas reducen el malestar, pero es posible que esté relacionado con la reacción de la capsaicina en presencia de grasa, proteínas y azúcar. A los investigadores no les sorprendió que la leche resultase la mejor opción para mitigar la quemazón, pero lo que no esperaban es que la leche descremada fuera tan efectiva como la entera. Esto sugiere que la presencia de proteínas puede ser más relevante que el contenido de lípidos.
Quo.

sábado, 25 de mayo de 2019

Embalse del Arlanzón




.El embalse del Arlanzón está ubicado en la parte oriental de la provincia de Burgos, en el término municipal de Villasur de Herreros, comunidad autónoma de Castilla y León, España. Su titular es la Confederación Hidrográfica del Duero, entidad responsable de su gestión.

Se trata de una presa de hormigón, tipo gravedad en planta curva, construida en la cabecera de la cuenca del río Arlanzón con la función de regulación. De esta forma, se buscaba controlar las aportaciones que recibe el río e impedir que el deshielo de la nieve procedente de la Sierra de La Demanda ocasionase importantes crecidas de caudal y se provocasen inundaciones. Y es que la ciudad de Burgos y todo el cauce bajo del río sufrieron periódicas inundaciones durante su historia (prueba de ello son las marcas que muestran la altura que alcanzó el agua en el Ayuntamiento de Burgos). Tras la inundación de 1930 ​se decidió la construcción de la presa.

Su construcción se decidió en el año 1929 y la presa terminó su construcción cuatro años más tarde.

Esta solución no fue suficiente, pues su capacidad de 22 millones de metros cúbicos no cubría las deficiencias del suministro. Se optó por realizar un segundo embalse impulsado por el “Proyecto de construcción de la Presa de Úzquiza en el río Arlanzón” en 1967, proyecto éste que no terminó de cuajar.

Fue ya en el año 1983 cuando se realizó el embalse de Úzquiza, a escasos kilómetros del de Arlanzón.
Dentro de sus aguas están permitidas casi todas las actividades deportivas, si exceptuamos la navegación a motor. La presa, que ha sido recientemente sometida a un ambicioso plan de modernización, es de las conocidas como de gravedad de planta curva, tiene una altura sobre cimientos ligeramente superior a los 47 metros.

A día de hoy, ambos embalses se gestionan conjuntamente para realizar el abastecimiento a la comarca de Burgos. La regulación principal del río Arlanzón se realiza en el más moderno embalse de Úzquiza.

lunes, 20 de mayo de 2019

Mitos sobre tomar el sol





¿Mientras no te quemes, no pasa nada? ¿Broncearse es necesario para la vitamina D? ¿Solo los rayos UVB son dañinos?

Repasamos los mitos más comunes sobre tomar el sol.

 Mito 1: Necesitas un bronceado base

 Muchos piensan que es necesario broncearse un poco para evitar quemarse con el sol durante las vacaciones de verano, pero esto es un error, según explica Madeliene Gainers de Anne Arundel Dermatology de Florida. "Un bronceado en sí mismo es evidencia de daño en la piel", explica. "La piel parece más oscura porque redistribuye la melanina en un esfuerzo por protegerse". Lo cierto es que lo que llamamos bronceado "saludable" podría provocar daños irreversibles en la piel en el futuro.

 Mito 2: El bronceado es necesario para la vitamina D

 Si vives en una zona donde el sol suele estar limitado en los meses de invierno, probablemente has escuchado alguna vez que que es una buena idea usar una cama de bronceado para mantener un nivel saludable de vitamina D. Sin embargo, esto no es cierto. "No hay ninguna razón para dañar la piel, ponerse a sí mismo en riesgo de cáncer de piel y envejecimiento acelerado, para obtener vitamina D. Lograr niveles adecuados de vitamina D se puede hacer a través de una dieta adecuada y suplementos sin dañar la piel", aclara Gainers.

Mito 3: Las personas con piel más oscura no deben preocuparse por usar protector solar

 Las personas de piel clara tienden a darse cuenta de que es mejor evitar la exposición al sol. Pero es un mito común pensar que las personas con piel más oscura no necesitan tomar las mismas precauciones.

Karyn Grossman, de Grossman Dermatology en Santa Mónica y Nueva York, también expone que cualquier bronceado daña al código genético de la piel. "Es este daño el que finalmente conduce al cáncer de piel y al envejecimiento", aclara “Y esto se aplica a la piel de todos los colores. Tener una piel de tono más oscuro o una piel que broncea fácilmente no significa que esté bien broncearse. Aún estás dañando tu piel ". Y es que las personas con piel oscura pueden desarrollar cáncer de piel y experimentar fotoenvejecimiento  envejecimiento prematuro de la piel causado por la exposición repetida al sol).

 Mito 4: La exposición al sol es la única forma de lograr un brillo saludable

Es comprensible que muchos se vean mejor con la piel bronceada, pero no es necesario poner la piel en riesgo para lograr esos resultados. "Hoy en día hay varios bronceadores, de apariencia natural y que son eficaces. No hay razón para dañar tu piel si quieres lucir bronceado", dijo Gainers.

 Mito 5: Sólo los rayos UVB son dañinos

 Hay dos tipos diferentes de rayos UV: los rayos UVA y UVB. Los rayos UVB tienden a tener mala reputación, ya que se asocian más con las quemaduras solares y el desarrollo de cáncer de piel; pero eso no significa que los rayos UVA sean seguros. Estos últimos están más asociados a las arrugas y la textura irregular de la piel.

Mucha gente piensa que debido a que las camas bronceadoras dependen más de los rayos UVA, son más seguras que el bronceado al aire libre. Pero estos rayos pueden ser más dañinos para el ADN de la piel, especialmente con la exposición prolongada. Y ese daño es, en última instancia, lo que puede conducir al cáncer de piel.

 Mito 6: La mayoría de los cánceres de piel representan un problema menor

 Muchas personas han conocido al menos una persona que ha tenido un problema de cáncer de piel. Y en muchos casos, se queda en una pequeña cicatriz. Pero es importante saber cuán mortal puede ser el cáncer de piel. El cáncer de piel es realmente una epidemia en nuestros días.

 Mito 7: Mientras no te quemes, el bronceado es seguro

 En caso de que aún no esté claro, cualquier bronceado puede prepararnos para futuros problemas de la piel. Y es que ya lo hemos comentado: el bronceado puede causar fotoenvejecimiento y predisponernos a cáncer de piel. El problema es que la mayoría de las personas ignoran esos riesgos futuros porque no pueden verlos a día de hoy.

 Cómo proteger la piel
 Usa ropa de protección solar.
-Busca la sombra entre las 10 a.m. y las 2 p.m., cuando la radiación ultravioleta del sol es más intensa.
-Usa un sombrero de ala ancha y gafas de sol.
-Échate crema solar

 La protección solar es muy importante. Aparte de evitar el sol, la protección solar es la mejor herramienta que puede usar para protegerse del cáncer de piel. El protector solar generalmente se debe aplicar unos 30 minutos antes de la exposición al sol y se debe volver a aplicar al menos cada dos horas una vez que estemos en el exterior.

Los dermatólogos hacen hincapié en que debemos proteger áreas sensibles y que se suelen pasan por alto, como las orejas, los labios, los párpados y los bordes alrededor de la ropa.

Es recomendable optar por un protector solar con un SPF 30+ o más y aplicarlo aproximadamente media hora antes de exponerse al sol. Si tienes pensado pasar muchas horas al sol, lo mejor es optar por protección SPF 50+.
Muy interesante.






miércoles, 15 de mayo de 2019

Las Gallinejas





Gallinejas: qué son, ¿dan asco?, por qué entusiasman en Madrid y dónde comer las mejores

Todo lo que siempre quisiste saber (o lo que nunca te planteaste) sobre uno de los platos más castizos de la Villa en el día de San Isidro, patrón capitalino.

Estas son las gallinejas que prepara Gabino Domingo en la mítica Freiduría de Gallinejas de la calle Embajadores. Nada menos que 65 años lleva esta casa preparando este plato tan castizo. Y no tiene tan mala pinta ¿no?
“No se puede saber lo que son las gallinejas; no se logrará saber, aunque las probemos, ni aunque las clasifique y nos explique lo que son un dueño de carnicería”. Lo decía el ingenioso y callejero Gómez de la Serna en sus Nostalgias de Madrid (1955), aunque nosotros, qué osadía, lo vamos a poner en duda.

Qué demonios son las gallinejas

No le faltaba razón a este grande de las letras, y es que la definición oficial nunca ha estado exenta de polémica. Según la RAE, ahora, las gallinejas son las “tripas fritas de cordero o de cabrito, y que antes procedían de otros animales, que constituyen un plato popular de Madrid”.
Esto es ahora, repetimos. Hasta hace cuatro años se explicaban como "tripas fritas de gallina" porque es de lo que se hacían originariamente, de ahí su nombre.

Gabino Domingo batalló con la Academia para este cambio. Se ha pasado la vida al frente de la freiduría más mítica de la capital (65 años en activo nada menos), la del número 84 de la calle Embajadores (el bar no se puede llamar de forma más clara: Freiduría de Gallinejas) y es toda una eminencia gallinejera. No hay experto mayor en su definición. Tanto, que hasta la escribió en verso:


“¿Qué son las gallinejas? Preguntaba una paisana, y le dijo con gracia una vecina: ‘Mira chica, no hay comida en Madrid tan rica y castiza y con tan buenos sabores como las gallinejas que sirven en la calle de Embajadores”.

Ya en prosa, Gabinio Domingo es claro y conciso: “Las gallinejas son el intestino delgado del cordero (mejor lechal). Suelen llevar trocitos de entresijos, que son el mesenterio del animal”. En cristiano, el mesenterio es lo que mantiene y une los intestinos dentro de la cavidad abdominal. O sea, el entresijo es parte de la gallineja. Y lo usual es servirlos juntos, fritos en su propio sebo, no en aceite. Primera duda aclarada.
Gabino no solo les ha dedicado un poema, porque él es prolífico escritor. Tiene hasta un libro, Las gallinejas, dedicado al plato más castizo de la Villa, cuyo aroma invade estos días, con mejor o peor fortuna, los aledaños de la Pradera de San Isidro.

Cómo surgió con alimento típicamente madrileño
“El origen de esta comida está íntimamente ligado a la carencia y la escasez”, relata en sus páginas Gabino Domingo junto a David Sanz. Eran los despojos, de lo que fuera (también de la gallina, de ahí su nombre), seguro que no solo de los seis tiernos lechales (¡seis!) que hacen falta hoy para una sola ración. Estos restos se ofrecían desde mediados del siglo XIX en el antiguo matadero de Puerta de Toledo (centro de Madrid) a quienes se acercaban a pedir algo que echarse a la boca.

La necesidad acabó por convertirse en oportunidad y, como aquello resultó que estaba bueno, era contundente y alimentaba con creces, cuando se construyó el nuevo matadero de Legazpi empezó a regularse su venta a través de licencias (“suertes”) otorgadas a mujeres que las vendían después en los barrios obreros. De una de esas suertes viene la freiduría de Gabino, ya con el cordero como estrella por ese inconfundible sabor a su grasita.

Consultamos con una experta en nutrición para confirmar que no podemos comer gallinejas todos los días, pero no pasa nada por atizarse unas de cuando en cuando. La médica nutricionista del estudio de Paz Herrera, Julia E. Almoguera Montero, comenta su alto aporte energético: “100 gramos de gallinejas suponen 233 calorías, con un valor nutricional de 20,30 gramos de grasas, 12,50 de proteínas y prácticamente cero hidratos de carbono”. ¡Ojo con el colesterol, pues!


jueves, 2 de mayo de 2019

Información general sobre PINEDA DE LA SIERRA



Situación:
La Villa de Pineda está situada en el extremo centro oriental de la Provincia de Burgos, en las alturas de la Demanda, lindante con la provincia de Logroño. Su amplio término, casi 7.000 hectáreas, constituye un bello y difícil paraje de montes, arroyos, pantanos, bosques, glaciares, nieves y praderíos. El pico de San Millán (2.131 metros) y el Mencilla (1.929 m) son los dos extremos en los que se clava el mantel del panorama que forma un valle amplio y profundo, con el puerto del Manquillo (1413 metros) al fondo, la Villa de PINEDA en el centro (1.205 metros) y el Arlanzón, ya formado, que se remansa en el pantano inmediato. El nombre no ofrece dudas a los filólogos y lo consideran un fitónimo derivado de "Pinus-Pineta", con sufijo de abundancia, en este caso de pinos.

Fiestas:
La patrona de Pineda es la Virgen de Villa, se celebra el 8 de septiembre. Como patrón tenemos a San Esteban Protomártir cuyo celebración es el 26 de diciembre.
Merece mención especial la romería de San Pedro. Ese día muchos pinedanos ausentes acuden a la celebración. Vamos todos hasta la ermita del santo, allí los clérigos autóctonos, Valeriano y Daniel, dicen la misa y luego, el ayuntamiento invita a los asistentes a un bocadillo de bonito y la correspondiente botella de vino.
Como en el resto de España, el 15 de agosto hay fiesta y este día hay costumbre de poner música para el disfrute de todos.
El 14 de septiembre se celebra el día de la Cruz. Este día se va a la ermita del Cristo por la mañana en procesión con la Virgen. A la tarde se vuelve con Ella a la iglesia.

Historia:
PINEDA DE LA SIERRA es una Villa milenaria, cuya fundación se atribuye al conde don Sancho, el de los Buenos Fueros, porque, en efecto, don Sancho también concedió a PINEDA una carta foral. Pero esta carta, es precisamente la prueba de que ya preexistía la Villa, y con experiencia de ganaderías, toda vez que no parece congruente conceder libre tránsito por el Condado a 15.000 cabezas de ganado de una Villa nueva cuya capacidad y circunstancias de asentamiento y de explotación se desconocen. Parece más razonable aceptar el poblamiento de PINEDA durante la primera ola foramontada que subió desde la Bureba por el Valle de Oca, saltó al Arlanzón, fijándose en la Alta Sierra en poblados como Alarcia, Villorobe, Uzquiza, Herramel, Villasur de Herreros y otros. Y esto sucedió a finales del siglo IX. Por eso, PINEDA fue incluida en el alfoz de Oca, cuya cabeza era Villafranca y luego en la Merindad de Montes de Oca.
La Villa destacó pronto por su ganadería y de ahí se derivó el privilegio del conde don Sancho, que ratificarán los reyes de Castilla, en virtud del cual, los vecinos de PINEDA podrán poner en trashumancia una cabaña de 15.000 cabezas de ganado ovino, sin que nadie pudiera impedirlo o que exigieran gabela o tributo por ello. Estamos ante un principio o anuncio del famosos Honrado Concejo de la Mesta en la Castilla condal. A la entrada del invierno, los vecinos de PINEDA trasladan sus rebaños a la Ribera del Duero y aún más lejos, para volver e sus recuestos al acabar la primavera. Más adelante, volveremos sobre el tema, definitorio de la Villa.

Que PINEDA no fue fundación de don Sancho lo prueba el documento del Archivo de Cardeña, de 23 de mayo del año 932, cuando comenzaba a gobernar el conde Fernán González, abuelo de don Sancho.
En ese pergamino leemos por vez primera el nombre de PINEDA, con ocasión de donar el magnate Asur González al monasterio de Cardeña la Iglesia de San Miguel, señalando que la propiedad de dicha iglesia "lindaba con el camino que viene de PINEDA".
Cuando el rey Sancho II determina restaurar la diócesis de Oca en la ciudad de Burgos, comienza a delinear los fundamentos económicos de la misma. Así, en 18 de marzo de 1068, concede al obispo don Simeón determinados derechos de pasto en los montes de Oca y de PINEDA. Concede, incluso, la autorización para construir algunas tenadas para guardar los rebaños del obispado.

En 1136, el emperador Alfonso VII confirma el fuero concedido por el conde don Sancho
y el nombre de la Villa sigue apareciendo constantemente en la documentación medieval.

La actividad repobladora o colonizadora no se limitó al casco urbano de Pineda y a su magnífica iglesia románica, obra del siglo XII. Su pórtico es una de las expresiones más acertadas de la función de los mismos, no solamente defendía las cuidadas portadas, eran, además, el lugar preferido para celebrar los concejos abiertos, tras los actos litúrgicos, en los que democráticamente, se trataban los asuntos atañentes a la comunidad vecinal. Se dice que dentro del actual término municipal hubo otro poblado llamado de SAN MAMÉS. Estaba a 4 kilómetros, al N. NO, sobre el cerro que llaman de San Mamés. Lo cierto es que si hubo, no por mucho tiempo, un convento de frailes franciscanos, de la reforma del célebre fray Lope de Salinas. Las crónicas de la Orden dicen que duró poco "por estar en tierra sumamente fría,áspera y montañosa". La ermita que recordaba el monasterio también ha desaparecido.

PINEDA DE LA SIERRA salió airosa de la crisis napoleónica. Por aquí actuó el famoso Cura Merino y los mozos de la Villa supieron acompañarle en su glorioso empeño. Sin embargo, el siglo XIX traería grandes cambios a la Sierra. Al comenzar la década de los Cuarenta de este siglo, PINEDA mantenía su población en 228 habitantes. Ya se explotaban dos minas de carbón de piedra y la minería era una ilusión de futuro; al tradicional cultivo del centeno y del lino se había unido la patata. Aunque algo disminuidos se mantenían los rebaños de vacuno, de caballar, de ovejas merinas y de churras, así como el esquileo y el lavado de lanas. Se cuidaban los montes de roble y de hayas; dos molinos cantaban sus canciones de molinería; se practicaba la pesca y la caza mayor, incluido el lobo. La iglesia románica de San Esteban adornada con altares barrocos, se cuidaba como la joya de la Villa y la escuela funcionaba con 60 niños, cuyo maestro recibía 1.500 reales. Se contribuía al Estado con 4.383 reales y el presupuesto municipal ascendía a 6.000.

La minería fue la gran ilusión serrana del siglo XIX y parte del XX. Quienes hurgaban en las entrañas de la Sierra descubrían venas de hierro, de cobre, de plomo, de carbón y de otros minerales. PINEDA resultaba una población muy favorecida. Se descubrieron hierro, plomo y galena; en 1863 se explotaban 7 minas de carbón y era famosa la mina de plomo
llamada "Carmina". Cuando se construyó el llamado Ferrocarril Minero, se le hizo pasar por PINEDA en su trayecto entre Villafría y Monterrubio de la Demanda. La ilusión se redujo a competencia entre los capitalistas, a dificultades en la explotación y transportes y a calidades de los productos. Prácticamente, a mediados del siglo XX se había abandonado las minas y el Ferrocarril Minero, tras una fraudulenta quiebra, pasó a ser una raya en los mapas de la época.

Al doblar el siglo XIX, PINEDA registraba la mayor población de su Historia, 472 habitantes que en 1950 eran ya 338. Pero entonces a la Villa le correspondió otra suerte, la del Turismo y el Deporte de la nieve y del Montañismo.




miércoles, 24 de abril de 2019

Ruta por las lagunas de Neila con niños




Las lagunas de Neila son un conjunto de lagos situados muy cerca de los 1900 metros de altura en la provincia de Burgos. Ocupando gran parte de la cara norte de la sierra donde antiguamente se asentaba un glaciar, hacen de un lugar especialmente bueno para la escalada en hielo durante el invierno e ideal para hacer rutas de escasa dificultad durante el verano.

Lo bueno del parque natural de las lagunas de Neila es que tiene un acceso francamente sencillo. Una carretera asfaltada, por cierto, te deja prácticamente a la misma altura de las lagunas. Allí hay un parking el cual nos separa 1 kilómetros de las lagunas. Poca distancia y un desnivel casi nulo, por tanto ideal para niños.
Para llegar se utiliza una carretera que separa los pueblos de Neila y Quintanar de la Sierra, ambos en la provincia de Burgos y cerca de la Rioja. Dicha carretera es francamente bonita, franqueada en todo momento por un tupido bosque de pinos a ambos lados. Una vez allí, si deseamos dormir lo mas cercano a los lagos, tenemos un refugio de montaña, el refugio de Neila. Si buscamos una opción mas cómoda, tendremos que regresar a uno de los dos pueblos mencionados anteriormente.

Desde Quintanar de la Sierra nos dirigimos a las lagunas de Neila, a escasos 20 minutos en coche. Una vez allí dejamos el coche en uno de los 3 parkings que hay junto al mirador de San Francisco.
Desde aquí y junto a un cartel informativo, sale el camino que sube a la cresta de la sierra y al alto de la Campiña (2049m),  justo pegado está la carretera que continua pero ya con una barrera que impide el acceso a los vehículos. Es justo por aquí por donde se va a las lagunas.


De momento no vemos ningún lago, hasta que nos arrimamos a la valla de madera y justo 200 metros mas abajo podemos observar la laguna de la Cascada junto a otro refugio.Siguiendo el camino, divisamos la falda pelada de la montaña y el alto de la Campiña. Al lado derecho una pequeña colina cubierta completamente por pinos y que a su vez hace de barrera impidiendo ver la laguna Larga y la laguna Negra.

Poco a poco, caminando por el camino plano y muy cómodo llegamos a la segunda laguna del día, la laguna Larga. De fondo un sonido atronador de ranas mientras croan todas al mismo tiempo. Es en ese momento que decidimos salirnos del camino principal y bordear la laguna por su franja izquierda por un estrecho camino casi sin señalizar.
Bonita ruta que os recomiendo.



lunes, 8 de abril de 2019

Los árboles más centenarios de Castilla y León



Bosques en muchos casos con más edad que algunos de los monumentos en piedra más emblemáticos de la comunidad

Con raíces, centenario y muchas hojas. Sin ir más lejos, podríamos estar hablando de los cien números de este suplemento. Pero no, como lo nuestro es viajar hemos pensado en partir en busca de otros centenarios. En este caso, seres vivos de porte excepcional y mucha vida a cuestas. Hacemos repaso aquí de algunos de los árboles y bosques singulares de los que podemos disfrutar en Castilla y León. Árboles y bosques en muchos casos con más edad que algunos de nuestros monumentos en piedra más emblemáticos. Seres vivos dignos de admiración, respeto y toda la protección de la que seamos capaces. Desde Degusta Castilla y León brindamos también por ellos.

1 EL ALCORNOCAL DE VALDELOSA (Salamanca).
2 LA CERVATINA (León).
3 ENCINAR DE VALDERROMÁN (Soria).
5 FRESNEDA DE AÑE (Segovia).

4 EL ROBLE DE LA LAGUNA DE LA CANTERA  en Huerta de Arriba (Burgos).

El Roble de la Laguna de la Cantera era bellota cuando Alfonso X el Sabio componía sus primeras Cantigas. Más o menos. Y Gonzalo de Berceo le daba caña a sus Milagros de Nuestra Señora. Mientras, en Burgos colocaban las primeras piedras de su catedral pensando en un estilo constructivo moderno y atrevido llamado gótico. Y es que a este roble, que encontramos en el interior de la dehesa boyal de Huerta de Arriba, se le calculan más de 800 años. Es, por tanto, uno de los robles más longevos de la provincia de Burgos –si no el que más–, y a buen seguro, uno de los más viejos de España. Quienes lo han medido hablan de un perímetro de casi 12 metros y una altura hasta la copa de quince metros y medio. Para conocerlo hay que salir de Huerta de Arriba por la carretera que, tras pasar por delante del Ayuntamiento, enfila hacia La Rioja. A los tres kilómetros, justo antes del límite con esa comunidad autónoma, se abre por la izquierda de la carretera una pista forestal a la que se accede por un paso canadiense. Puede ser este el punto para dejar el vehículo. Mil trescientos metros más adelante, y tras dejar por el camino un largo puñado de robles centenarios, la pista alcanza un pequeño claro presidido, al borde mismo del sendero, por el Roble de la Laguna de la Cantera, inconfundible por la enormidad de un tronco que aparece quemado en una de sus caras.


domingo, 31 de marzo de 2019

Alimentos que nunca tomarías si supieses cómo están hechos


Hay cosas que tenemos en la nevera que “no son comida”

Ojos que no ven, corazón que no siente. Este refrán cobra más sentido que nunca en el mundo de la alimentación, un campo en el que somos especialmente aprensivos, ya que, según la dietista-nutricionista y tecnóloga de los alimentos Laura Saavedra, hay cosas que tenemos en la nevera que, directamente, “no son comida”. Aquí entrarían sobre todo, “bollería, galletas, snacks, barritas y otros alimentos que utilizan aditivos, ingredientes de mala calidad y que son, en definitiva, productos nuevos creados a partir de procesos industriales”.

Pero más allá de los ultraprocesados de sobras conocidos, sobre cuyos peligros para la salud se está haciendo mucho énfasis desde el mundo de la divulgación en los últimos tiempos, existen numerosos alimentos en el mercado que, bajo una apariencia saludable, nunca más volveríamos a tomar si supiésemos cómo y de qué están hechos. Estos son algunos de ellos.

Pavo o jamón York.

“Mucha gente cree que se está cuidando cuando toma pavo o jamón de York, dos productos que tienen una fama injustificada de saludables”, explica Saavedra, cuando en realidad “si miras los ingredientes de estos derivados cárnicos procesados, la mayoría tiene entre un 60% y un 80% de carne, lo que significa que el resto es relleno”.
Puede ser desde fécula de patata a almidones o harinas de mala calidad, que se utilizan, según la tecnóloga de los alimentos, “para engordar el producto y, por tanto, abaratarlo”. Saavedra recuerda, además, que comprar jamón de York y pavo en la charcutería, en lugar de optar por los envasados, no es sinónimo de comprar saludable. “Puede que no lleven los mismos aditivos que los envasados, pero al final el producto sigue siendo el mismo”. Para ella, estos alimentos deberían ser de consumo muy puntual, y deberíamos apostar por otros ingredientes para bocadillos: “desde una lata de atún a un hummus”.
En esta categoría, recuerda Saavedra, entrarían en mayor o menor medida todos los embutidos. “La OMS es concluyente: tanto las carnes como los derivados cárnicos podrían ser cancerígenos”. Aunque según Saavedra no es comparable un taco de jamón serrano a uno de mortadela o chopped, “que no es más que la peor carne de cerdo triturada, con grasa inyectada, sales y aditivos”, es conveniente evitar en la medida de lo posible cualquier derivado cárnico.

La mortadela, por ejemplo, se elabora a partir de carne magra de cerdo mezclada con grasas procedentes del tocino o hígado, y otros ingredientes que van desde los aromatizantes a los colorantes, fécula, sal, dextrosa y, en muchísimos casos, también leche en polvo.
Palitos de cangrejo.
La industria alimentaria, según Saavedra, “tiende a inventarse subproductos que no existían para dar salida a cualquier sobra”. Un buen ejemplo de ello son los populares palitos de cangrejo, elaborados con surimi, cuya composición consta de la carne de pescados con poca salida comercial a los que se extrae el agua para crear una pasta que se mezcla con azúcar, sal, harina, clara de huevo o fosfatos, entre otros.
Al igual que ocurre con salchichas y embutidos, “el surimi suele contener los pescados de peor calidad”, como el abadejo de Alaska, un pescado de discreto sabor al que se añaden saborizantes para imitar el gusto de otros de mayor calidad, desde el cangrejo a la langosta.
fuente: lavanguardia

lunes, 25 de marzo de 2019

¿Cuántas flores hacen falta para producir un kilo de miel?




Cada abeja obrera recorre durante sus escasos 50 días de vida aproximadamente 40 kilómetros, en los cerca de doscientos mil vuelos que lleva a a cabo, a una velocidad media de 22 km/h. En sus constantes expediciones visita unas 7.200 flores para fabricar 5 gramos de miel.

Eso significa que, para reunir un kilo de este delicioso y nutritivo néctar, hacen falta 1.440.000 flores y la colaboración de 200 obreras. No es una tarea excesiva, si se tiene en cuenta que en una colmena suelen vivir entre 30.000 y 60.000 individuos, dado que la reina puede llegar a poner 3.000 huevos en un solo día.

La actividad anual de las abejas melíferas de una misma colonia alcanza una producción media de entre 20 y 30 kilos de miel. El producto fabricado a partir del néctar de las flores puede ser monofloral, si es de una sola variedad de flor –azahar, romero, lavanda–, o multifloral, de varias especies.

La miel de las abejas se usaba en el antiguo Egipto y en Grecia para embalsamar a los muertos, ya que este producto contiene sustancias bactericidas y conserva de la putrefacción los jugos de las plantas, las raíces, las flores, las frutas y hasta la carne. A su vez, el veneno de abeja es 500.000 veces más fuerte que cualquier antibiótico conocido.
 fuente: muy interesante.

jueves, 21 de marzo de 2019

¿A QUÉ TEMPERATURA HAY QUE TOMAR EL TÉ SIN RIESGO DE CÁNCER?




Beber el té excesivamente caliente casi duplica el riesgo de cáncer de esófago, sobre todo en personas que consumen más de 700 ml diarios. ¿Pero cuál es la temperatura adecuada? Hasta ahora no ha habido mucho consenso a la hora de fijar el límite a partir del cual empieza el riesgo. Desde la Organización Mundial de la Salud el único consejo era dejar que se enfríe durante un tiempo. Un equipo internacional de investigadores se ha unido para determinar esa temperatura exenta de riesgo y han acordado que por encima de los 60º es peligroso.

De hecho, aunque muchas personas disfruten tomando té, café o chocolate bien caliente, cuando la bebida ya se aproxima a los 50º la superficie de la taza empieza a resultar muy incómoda, por lo que debería ser la primera señal, según señala en un artículo el doctor Farhad Islami, de la American Cancer Society.
El de esófago es el octavo cáncer más común en el mundo y con frecuencia es mortal. Alrededor de 400.000 personas mueren cada año. El humo, el alcohol, el reflujo ácido y las bebidas demasiado calientes son las causas más frecuentes de este tipo de tumores. Aunque hay mucha investigación que muestra ese vínculo, los autores de este nuevo estudio indican que aún no está del todo claro, pero seguramente se debe al daño causado en las células de este órgano.

Los investigadores iniciaron su investigación en la provincia de Golestan, al noreste de Irán, una región que ya ha sido objeto de estudios anteriores debido a su cultura de consumo de té y a su incidencia relativamente alta de cáncer de esófago, si bien el tabaco y el alcohol podrían haber condicionado los resultados. En esta ocasión el trabajo ha incluido a más de 50.000 participantes, consumidores habituales de té a diferentes temperaturas.

Los resultados finales son preocupantes. Aquellos que beben menos de 700 mililitros de té (aproximadamente dos tazas) a más de 60º casi duplican su riesgo de desarrollar cáncer de esófago en comparación con los bebedores habituados a temperaturas más frescas.
El té es una excelente opción en la dieta, puesto que algunas variedades, como el verde, contribuyen a disminuir el riesgo de una amplia variedad de tumores y contienen antioxidantes. Eso sí, debe tomarse sin azúcar y con la precaución de dejarlo enfriar.
 Fuente: Quo

lunes, 18 de marzo de 2019

Nacen ovejas sanas a partir de semen congelado hace 50 años



En Australia.

Científicos de la Universidad de Sydney logran que 34 de las 56 ovejas merinas inseminadas con esperma de 1968 lleven a buen término su embarazo. Aseguran que la calidad del semen es similar a la del recogido hace un año
Sir Freddie, un carnero nacido en 1959, fue uno de los cuatro sementales cuyo esperma fue recogido en 1968 en Australia para inseminar a ovejas merinas, muy apreciadas por la calidad de su lana. Durante medio siglo, su semen se conservó congelado en nitrógeno líquido a -196 ºC hasta que un equipo de científicos de la Universidad de Sydney decidió averiguar si las muestras seguirían siendo viables.

Según aseguraron el domingo, la respuesta es sí y para su sorpresa, el éxito reproductivo conseguido con ellas ha sido similar al obtenido con semen recogido hace 12 meses. De las 56 ovejas merinas inseminadas en el marco de este experimento, 34 lograron llevar a buen término el embarazo, según ha detallado el centro australiano al hacer públicos los resultados.
A modo de comparación, cuando se utilizó esperma conservado durante 12 meses procedente de 19 machos, se inseminaron 1.048 ovejas, de las cuales 618 tuvieron crías. Es decir, el porcentaje de éxito con esperma recientemente congelado fue del 61% frente al 59% obtenido con el de 1968, según las cifras ofrecidas por los autores del trabajo, que todavía no han publicado en una revista científica su avance en reproducción asistida. Jessica Rickard, coautora de la investigación, afirma que lo van a hacer próximamente.
"Sabíamos que el proceso de congelación del semen es eficiente y permite que éste se conserve durante mucho tiempo, pero no estábamos seguros sobre cuál sería la calidad del ADN después de tantos años", explica Rickard a través de un correo electrónico.

Lo extraordinario, añade, es que no encontraran diferencias entre el semen congelado hace medio siglo y el recogido hace un año.

Todas las ovejas que participaron en el estudio fueron inseminadas el mismo día. "El proceso lleva unos 30 segundos por animal. Es muy rápido y eficiente, de modo que es posible inseminar a varios centenares de ovejas en un día. Primero, se la seda y después se deposita el semen en el útero. La oveja vuelve sola al prado andando", describe la investigadora.
"Los corderos tenían siete meses en el momento de terminar el estudio [ahora han cumplido ocho] y todos ellos se encontraban en buen estado de salud al nacer", asegura.
Fuente: el mundo 

jueves, 7 de marzo de 2019

¿QUÉ LES OCURRE A LAS HORMIGAS CUANDO MUERE SU REINA?




Los expertos aseguran que el hormiguero se vuelve caótico cuando la hormiga reina deja de poner huevos. Pero, ¿por qué?

¿Cuál es la razón de que las hormigas no sepan vivir sin una hormiga reina alrededor? Según los expertos, las larvas (y su alimentación) son la clave.

Las hormigas adultas no pueden alimentarse de sólidos debido a su anatomía (su estrechísima cintura hace imposible que un sólido llegue hasta el estómago). Sin embargo, las larvas no cuentan aún con esa cintura, por lo que el alimento sólido les está permitido.

De esta forma, las hormigas trabajan de forma incansable para encontrar comida para sus crías. Después, la llevan hasta el hormiguero, la mastican y la colocan sobre las larvas, que las tragan y digieren. Después, estas secretan líquidos ricos en nutrientes para las hormigas, que suponen la base de su alimentación.

Pero, ¿qué ocurre entonces cuando la hormiga reina muere y deja de poner huevos? Las larvas dejan de existir... En algunas especies concretas de hormigas, las obreras pueden llegar a poner huevos también. Sin embargo, en la mayoría de los hormigueros, se produce el caos cuando una hormiga reina muere. El motivo no es otro que la alimentación, que se empobrece de forma gradual (al no contar ya con los nutrientes que les proporcionan las larvas) hasta el punto de ser insuficiente y, tras varias semanas, las hormigas mueren.
 Fuente:Quo

miércoles, 6 de marzo de 2019

Los Perros




Hasta hace bien poco, no sabíamos demasiado sobre la inteligencia de los Canis lupus familiaris, ni sobre cómo ven el mundo. Pero en los últimos años, las investigaciones en este campo se han acelerado y se ha podido comprobar que sus capacidades cognitivas se asemejan a las de un niño.

 En la Odisea, Ulises regresa a la isla de Ítaca veinte años después de haber partido para luchar en la guerra de Troya. Para que nadie sepa quién es, se disfraza de mendigo, pero Argos, su viejo perro, le reconoce al instante. Al margen de leyendas o anécdotas literarias, ¿qué ha averiguado la ciencia sobre la memoria canina? Desde principios del siglo XX se sabe que los canes poseen una capacidad prodigiosa para retener y recuperar información. Por ejemplo, un border collie superdotado llamado Chaser, de Carolina del Sur, reconoce más de mil objetos por su nombre. Además, los recuerda meses después.

 Los experimentos, efectivamente, demuestran que asimilan vocabulario de una manera semejante a los niños: mediante la inferencia y la exclusión. Algunos perros incluso son capaces de relacionar las etiquetas abstractas con objetos concretos. Si a un ejemplar le enseñas la palabra balón y escondes uno entre muchas otras cosas, irá a por él cuando lo nombres en voz alta. Pero si luego lo retiras y vuelves a exclamar “¡balón!”, y esta vez tiene que encontrar una pelota de tenis, entonces deduce que te refieres a la misma categoría y escoge la opción correcta.

El psicólogo Paul Bloom, de la Universidad de Yale, en New Haven, puso a prueba empíricamente la citada facultad de exclusión mezclando libros y juguetes que los animales no habían visto antes. Si al ejemplar investigado se le ordenaba “coge el juguete”, se dirigía a cualquiera de los artículos que servían para jugar. Luego, cuando se le decía “coge un no juguete”, siempre traía un libro. En otros experimentos, en vez de hablarles, se les enseñaba la réplica de un objeto. Los sujetos volvían a acertar en todas las ocasiones.

 Los perros también son capaces de copiarnos e imitarnos, algo que muy pocos animales consiguen y que es fundamental en el aprendizaje social. Aunque no lo hacen de manera espontánea, como los grandes simios, sí poseen una habilidad innata para ello. En una ocasión, los científicos condicionaron a un grupo de canes a abrir una puerta empujándola. La mitad recibiría un premio por emular a los humanos, mientras que el resto fue incentivado para que lo consiguieran mediante sus propios métodos. ¿Resultado? El grupo de imitadores aprendió mucho más rápido. O sea, los perros no abordan este tipo de problemas mediante el ensayo y error: pueden resolverlo de manera inmediata si ven a alguien hacerlo primero.

 La conclusión es que la memoria canina es más parecida a la nuestra de lo que se pensaba. De hecho, también ellos poseen la modalidad llamada declarativa o episódica, la capacidad de recuperar conscientemente recuerdos asociados a hechos o conocimientos. Plásticas y flexibles, las cuerdas vocales de los perros les permiten emitir sonidos con significados que tanto sus congéneres como los humanos entienden, ya que los ladridos varían dependiendo del contexto en amplitud, duración y tono. Así, se hacen oír para reclutar a otros de su especie en caso de peligro e identifican a los individuos por los sonidos que perciben, clasificándolos como amigos o enemigos.

También parecen ajustar su expresividad a la audiencia. Esto significa que modifican sus vocalizaciones y gestos dependiendo de lo que ve o no ve –y oye o no oye– quien le acompaña. Así, los perros lazarillo que ayudan a las personas ciegas lamen más a sus amos, para que puedan recibir su información: los lengüetazos son su respuesta al vivir con personas que no responden a señales visuales. Del mismo modo, desobedecen las órdenes si ponen en peligro a sus dueños.

 En cierto experimento, un perro debía elegir entre pedir comida a una persona con los ojos tapados o a otra que sí podía ver. Pues bien, el animal se dirigía siempre al segundo: sabía que si distinguía sus ojos y cara, entonces podía comunicarse con él. Es algo que la mayoría de los animales no hace: identificar a quien tiene la información deseada.

De hecho, Bekoff ha diseñado un test que promete abrir nuevos debates entre los especialistas. En primer lugar, el investigador recolecta orina de un perro y la esconde en un bosque. A continuación, pasea a la criatura por la zona y examina las reacciones ante su propia micción, para compararlas con las que manifiesta cuando olfatea la de otros. Así, el experto norteamericano pudo comprobar que los sujetos de estudio no orinaban sobre sus propias marcas, lo que arroja algún tipo de indicio de conciencia de sí mismos.

 Como primates, los seres humanos tenemos la capacidad de ponernos en la piel del prójimo, pero no somos los únicos animales que la poseen. También los perros son excelentes a la hora de conectar con las mentes ajenas. De manera natural, es frecuente que se acerquen a consolar a congéneres que han sido víctimas de una agresión y no hagan caso a los vencedores de la trifulca. En dos tercios de las observaciones realizadas por los expertos, la parte no involucrada en la pelea se acercaba, efectivamente, al peor parado.

 Pero ¿experimentan empatía también hacia las personas? Para averiguarlo, las psicólogas Deborah Custance y Jennifer Mayer, de la Facultad Goldsmiths, perteneciente a la Universidad de Londres, analizaron el comportamiento de dieciocho ejemplares de diferentes edades y razas. La prueba consistía en examinar su respuesta ante personas que simulaban llorar, situadas junto a otras que simplemente hablaban o tarareaban una canción. Custance y Mayer observaron que los perros mostraban más preocupación y se aproximaban con mayor frecuencia a los voluntarios que fingían estar tristes.

 Otro indicador de empatía es el contagio del bostezo. Para que se produzca, es necesario poseer cierta estructura cerebral y las célebres neuronas espejo, responsables de que riamos, lloremos o abramos la boca cuando vemos hacerlo a los demás. Los perros también dan resultados positivos: en unas investigaciones recientes, el 67 % de los individuos estudiados bostezaban a la par que los humanos.

 Además, no se trata de algo aprendido. El etólogo Brian Hare, de la Universidad Duke, en EE. UU., ha demostrado que los cachorros de nueve meses lo hacen igual de bien que los ejemplares adultos, lo cual significa que ya nacen con ese don. Y aunque entienden las señales tanto de los conocidos como de los extraños, esto no quiere decir que les dé igual de dónde provengan.








lunes, 4 de marzo de 2019

Paseo de los Ocho Hilos



Una cosa que disfruto muchísimo desde que inicié esta pasión virtual es escudriñar en antiguos planos de Madrid y analizar los cambios que han ido surgiendo en la capital. Además de las modificaciones de espacios urbanos, como creación de nuevas plazas o calles, me llama poderosamente la atención los cambios que hubo en la nomenclatura de algunas vías, y es así como, casi de manera involuntaria, nació este secreto.

Desde hace un tiempo la Calle Toledo es una de mis predilectas de Madrid, no me ha costado nada acostumbrarme a su historia, a sus comercios, a sus lunas. Algún día haré un artículo paseándola y hablando de sus muchos puntos de interés, la colegiata de San Isidro, el desaparecido hospital de La Latina, Caramelos Paco o Alpargatería Hernanz. Estos son solo alguno de sus interesantes valores pero hoy nos toca hablar de una realidad que dejó de ser visible hace ya mucho tiempo.


Analizando por un plano de 1898 descubrí que en un principio la denominación de ‘Calle Toledo’ sólo iba desde su nacimiento en la Plaza Mayor hasta la imponente Puerta de Toledo. A partir de este enorme acceso, el tramo que llegaba hasta el famoso puente y el entorno de Pirámides respondía al nombre de ‘Paseo de los Ocho Hilos’. Un nombre realmente romántico y evocador que, al instante supe, escondería un motivo para el porqué de su existencia.

Resulta que este tramo estaba adornado por ocho filas de árboles, cuatro a cada lado de la calzada. Por aquella presencia verde se le bautizó como ‘Paseo de los Ocho Hilos’. Lo bueno de estos secretos es que, en contadas ocasiones, contamos con algún documento gráfico que refuerza su versión así que aquí os dejo una imagen en la que podéis observar aquella Calle de Toledo, tan verde y esbelta que fue conocida como el ‘Paseo de los Ocho Hilos.’


Si os fijáis entre Pirámides y el horizonte, donde se divisa la Puerta de Toledo, vemos aquellos árboles que bautizaron este lugar como el ‘Paseo de los Ocho Hilos’.


F. Secretos de Madrid.

lunes, 25 de febrero de 2019

Los susurros del padre del Teide




Un cómodo sendero para todas las edades acerca la historia volcánica de Tenerife y ofrece una experiencia para los sentidos, en la que los mudos protagonistas son los dos picos de Canarias que sobrepasan los 3.000 metros de altitud.

El sendero al mirador del Pico Viejo del Teide es una de las formas más accesibles y cómodas de acercarse a la historia de la formación de Tenerife y vivir una experiencia de sensaciones que empiezan en el Parque Natural de la Corona Forestal. Una mezcla de verdes, marrones y olores, antesala del paisaje de otro mundo, desnudo y pincelado con ocres y grises de los diferentes capítulos de erupciones que ha vivido la isla.

El sendero al Pico Viejo (sendero número 12) es de acceso libre. La forma más cómoda de disfrutarlo, y el resto de senderos que rodean al Teide es realizar un corto viaje en Teleférico que permite salvar el gran desnivel que representa llegar a 3.000 metros de altitud.
Tras bajar del Teleférico, y antes de iniciar el camino, de solo 751 metros de longitud, es conveniente realizar una pequeña parada, no solo para disfrutar del espectacular paisaje, sino también para aclimatarse a la presión de 0,7 atmósferas en las que no se respira igual.
El trayecto es intenso en sensaciones y paisajes. El olor a azufre al comienzo del sendero junto a una estación de medición recuerda a los visitantes que se está pisando un volcán activo, morada de Guayota. Esta deidad maligna había encerrado a Magec, el dios sol, sumiendo el mundo en oscuridad. Los aborígenes rogaron al dios supremo Achamán que les ayudase. Y lo hizo, liberando a Magec. Una historia mitológica que explica, en términos aborígenes, las fases de una erupción.

A unos pocos metros, al margen derecho y con un característico color azufrado, se aprecia el lugar en el que se ven fumarolas cuando las temperaturas son bajas.
Antes de los guanches, del Teide y el Pico Viejo existía un volcán todavía mayor del que solo quedan sus restos en forma de un anfiteatro natural que apenas nos deja imaginar el colosal tamaño que tuvo este edificio volcánico. Unos montes se despliegan majestuosos a lo lejos, a la izquierda. Buen momento para maravillarse y descansar.
A medida que se avanza tras cesar los selfies y las explicaciones de los guías, en ocasiones se produce un mágico silencio que desaparece suavemente con el susurro del viento. Compañero durante todo el camino recuerda el excepcional y único paisaje que se está disfrutando en uno de los puntos más altos de España. No es el único compañero. En función de la época del año, quizás se cuele junto al viento el peculiar zumbido de abejorros, avispas y otros insectos aparentemente indiferentes al espectacular paisaje.

Tras un par de curvas el sendero tiene su colofón en el mirador de la Montaña Chaorra, el Pico Viejo, que ofrece un espectacular cráter volcánico de 800 metros de diámetro.
Disfrutar del sendero con un guía oficial permite conocer en detalle detalles como la formación del anfiteatro de Las Cañadas del Teide, cuando aún no existían ni el Pico Viejo ni el Teide.

Visitar el Pico Viejo es una experiencia que varía según la época del año. Con bajas temperaturas se pueden apreciar fumarolas en esta zona, que tiene casi al alcance de la mano el pico del Teide.
Antes de volver merece la pena tomarse un descanso y deleitarse, una vez más, en el mirador de la estación superior del Teleférico que ofrece unas sensacionales vistas del efecto de cada erupción.


jueves, 21 de febrero de 2019

Consejos básicos para elegir el mejor colchón



No hay un ‘mejor colchón’: esta elección depende de factores como el peso, la altura, o la posición al dormir. Te damos algunos consejos para acertar.
Ha llegado el momento de cambiar de colchón: ¡horror! En el mercado hay colchones de todos los materiales, formas y medidas que uno pudiera imaginar. Es muy fácil saturarse y perderse con tantísima información, así que vamos a darte algunas pautas que te ayudarán a elegir.

No basta con sentarse en el colchón

Hay que tumbarse y probar distintas posturas. Además, debes ponerte de espaldas y pasar una mano entre la zona lumbar y el colchón: si hay demasiada holgura el colchón puede ser demasiado rígido para tus características.

¿Duermes en pareja? Si tenéis peso o altura muy diferentes, o distintas exigencias a la hora de dormir, podéis optar por dos colchones unidos. Otra opción es un colchón de viscoelástica, ya que absorbe los movimientos corporales, por lo que resulta ideal si tu pareja suele dar vueltas por la noche. Se acaba de lanzar el modelo MJÖNDALEN, un colchón de espuma viscoelástica de 32 centímetros de grosor y con un tejido elástico en la parte superior del colchoncillo que se amolda a los movimientos.

La firmeza del colchón

Cuando hablamos de firmeza nos referimos a la estabilidad que te da el colchón cuando estamos tumbados, no quiere decir blando o duro. Nuevamente, el mejor colchón depende de la configuración de tu propio cuerpo. Este debe respetar la curvatura natural de la columna vertebral, boca arriba y alineada mientras duermas de lado.

Si el colchón es demasiado duro, no se adapta al cuerpo. Esto por un lado permite una mejor aireación, pero por otra hace que el peso del cuerpo no se distribuya adecuadamente por toda la superficie del colchón. En este sentido los colchones de espuma y látex proporcionan un buen soporte adaptándose al cuerpo y distribuyendo el peso uniformemente. Como no hay exceso de presión en ninguna parte del cuerpo, mejoran la circulación sanguínea y te ayudan a relajarte por completo.
Por otro lado, en un colchón demasiado blando, el cuerpo tiende a hundirse. Esto presenta distintos problemas: la sensación de calor aumenta, porque no circula el aire, y por otro lado la columna vertebral y la espalda no están bien sujetas, ni al dormir boca arriba, ni de lado.

Si eres de los que pasan calor por las noches, te recomendamos un colchón de muelles, ya que estos ayudan a que el aire circule por el colchón. Hay dos tipos de muelles: embolsados, en los que cada muelle va envuelto individualmente, de forma que actúan de manera independiente siguiendo tus movimientos y adaptándose al contorno de tu cuerpo. Un ejemplo de este tipo de colchón es el modelo HIDRASUND. El otro tipo es el de muelles Bonnell: una capa de muelles que proporciona un soporte integral para proporcionar el mejor descanso.

martes, 19 de febrero de 2019

¿Cuál es el grupo sanguíneo más raro?




Solo 43 personas en el mundo tienen RH nulo, un tipo de sangre que comparte algo con el grupo cero negativo. Como, por ejemplo...

Lo tiene solo una de cada 160 millones de personas, o sea, 43 en todo el mundo. Conocido como Rh nulo, se describió en 1961 en una aborigen australiana y se debe a una alteración genética que hace que los antígenos, que se utilizan para clasificar los grupos sanguíneos, no se expresen –la sangre tiene 61–. 

Los individuos con esta característica comparten con los del grupo 0- una singularidad: ambos son donantes universales, pero solo pueden recibir una transfusión de su mismo grupo. En la localidad británica de Filton, el Laboratorio Internacional de Referencia de Grupos Sanguíneos (IBGRL, por sus siglas en inglés) dispone de una base de datos con los de este reducido club para garantizar que ninguno de sus integrantes que necesite una donación se quede sin ella. La iniciativa cuenta con un grave inconveniente: los poseedores de Rh nulo residen en países tan distantes entre sí como Japón, Brasil, Irlanda o Estados Unidos, lo que dificulta el traslado de una bolsa si se precisa con urgencia. En caso de que alguien con Rh nulo tenga que someterse a una cirugía programada, previamente se le extrae sangre que se almacena –dura 45 días– por si fuera necesaria.

En cuanto a los grupos más normales, A, B, AB y 0, con sus variantes positiva y negativa, los más frecuentes en el mundo son el A+, el 0+ y el B+, pero la distribución varía mucho por países. Por ejemplo, en España, un 36 % de la población es 0+, un 34 % A+ y un 8% B+. Estas proporciones son similares en otros países europeos. En cambio, el B+ es muy abundante en países como Arabia Saudita (33 %), India (31 %), Japón (20 %) o Taiwán (24 %). El 0-, donante universal, tiene un presencia importante en Europa, donde oscila entre el 6 % de Francia o Alemania, el 7 % de Italia y el 9 % de España. En cambio, en Asia se da muy raramente (India, 2% o Japón, 0,15 %).

Los poseedores de Rh nulo residen en países tan distantes entre sí como Japón, Brasil, Irlanda o Estados Unidos, lo que dificulta el traslado de una bolsa si se precisa con urgencia.
Fuente: muy interesante




miércoles, 30 de enero de 2019

Lavapiés recupera la sonrisa





Es un secreto a voces que una de las zonas que mejor salud disfrutan ahora mismo de todo Madrid es todo ese entorno cuyas raíces nacen en la plaza de Lavapiés. Tendencias culturales, gastronomía, ocio. Son decenas las propuestas que, semana tras semana, fluyen en lo que se ha convertido en un hervidero de ideas y buen rollo.

Estigmatizado durante décadas, ahora Lavapiés fusiona esos esquinazos del Madrid más castizo y tradicional con la vanguardia más alternativa. Ejemplo de estas segundas oportunidades es por ejemplo La Tabacalera (Calle Embajadores 53), antigua fábrica de tabacos en la que siglos atrás las cigarreras emprendían largas jornadas de trabajo y cuyas enormes estancias se han convertido hoy en sala de exposiciones. Otro centro cultural que ha influido, y mucho, en la nueva vida de este entorno es la Casa Encendida (Ronda de Valencia 2) cuyo activo programa está especializado en llamar la atención de las mentes más inquietas de la capital. Otra cita interesante de las artes escénicas de Madrid es el Teatro Pavón Kamikaze (Calle Embajadores 9) cuya rompedora fachada es toda una declaración de intenciones. Esta infografía realizada por los hoteles de la familia Ibis resume a la perfección lo que os digo.

Paseando por las calles de Lavapiés uno se puede cruzar con personas de hasta 88 nacionalidades diferentes mientras camina a los pies de todo un Monumento Nacional y es que aquí se ubica la corrala más famosa y fotografiada de toda la capital, ubicada en la Calle Tribulete 12. Sus colores y sus infinitas barandillas nos recuerdan aquel éxodo rural que décadas atrás acogió en este barrio a infinidad de familias de provincias que llevaban a Madrid con la intención de labrarse un provenir. A escasos metros de esta fabulosa corrala nos encontramos otro ejemplo de lo bien que ha sabido siempre reciclarse el barrio. La biblioteca de la UNED, sin lugar a dudas la más espectacular de toda la ciudad, se ubica en las ruinas de las desaparecidas Escuelas Pías de San Fernando, testimonio silencioso de la Guerra Civil y entre cuyo esqueleto de piedra hoy se dan cita decenas de estudiantes.

Además de lo evidente del barrio y de las bondades que saltan a la vista, Lavapiés encierra varios secretos que hay que estar muy atentos para no perdérselos. Por ejemplo, ¿Sabías que hasta el mismísimo Pablo Picasso fue vecino del barrio? Así es, en la Calle de San Pedro Mártir nº 5, muy cerquita de la Plaza de Tirso de Molina vivió el autor del Guernica. Fue entre los años 1897 y 1898. En la fachada de la pared, varias pinturas y murales de aire cubista nos lo recuerdan.

Y si después de perderse por las inclinadas y bonitas calles del barrio te ha entrado hambre, has venido al lugar adecuado ya que aquí encontrarás sabores y propuestas culinarias de cualquier rincón del mundo. Calles como las de Argumosa o la de Santa Isabel aglutinan en sus aceras terrazas y un ambiente fabuloso. Otra opción son los renovados mercados de San Fernando y el de Antón Martín, en cuyos pasillos, puestos de toda la vida conviven a la perfección con pequeños restaurantes, como por ejemplo el delicioso Yoka Loka, toda una ikazaya (taberna) japonesa que vive entre pollerías y puestos de fruta.

Lavapiés tiene muchísimos motivos para invitarte a quedarte y para enamorar al visitante. Su ambiente de vanguardia, sus sabores y su historia lo hacen, a día de hoy, el latido más cool de todo Madrid. En cuanto pongas un pie en él te darás cuenta de ello.
F. secretos de Madrid


lunes, 28 de enero de 2019

¿Cuál es el animal que vuela más rápido?



¿Cuál es el animal que vuela más rápido? Si has pensado que probablemente se trate del halcón peregrino ibas bien encaminado, pero no has acertado. Un equipo de científicos del Instituto Max Planck de Ornitología en Radolfzell (Alemania) ha descubierto que existe un nuevo favorito entre los animales más veloces del cielo. Sin embargo, no es un ave.




 ¿No es un ave? El mayor acróbata del aire no es un halcón peregrino (alcanza los 389 kilómetros por hora -en picado, eso sí-, ni un vencejo común (alcanza los 116 kilómetros por hora). Es... un murciélago: el murciélago sin cola de Brasil (Tadarida brasiliensis) ostenta el récord actual de animal más veloz en vuelo horizontal, ya que supera los 160 kilómetros por hora.


La forma aerodinámica de su cuerpo y unas alas más largas que el promedio de otras especies de murciélagos, representan la combinación perfecta para alcanzar velocidades tan asombrosas, compensando la resistencia al aire que ofrece su cuerpo. Eso sí, las hembras son un poco más veloces que los machos, ya que pesan algo menos: unos 11 gramos (los machos unos 14 gramos).



Lo curioso es que debido a la estructura de sus alas, los murciélagos generan mayor resistencia al aire, y generalmente se consideran voladores más lentos. Aquí tenemos la excepción a la regla.

Los animales con alas largas y estrechas por lo general vuelan más rápido que aquellos que cuentan con alas más cortas y anchas. Por esta razón, los científicos seleccionaron este tipo de murciélago para su estudio. Los propios expertos se sorprendieron por sus resultados: "Inicialmente, no podíamos creer nuestros datos, pero eran correctos: a veces, las hembras, que pesan entre 11 y 12 gramos, volaban a velocidades de más de 160 kilómetros por hora. Un nuevo récord para el vuelo horizontal", según Kamran Safi, coautor del trabajo.

Los datos sobre las velocidades de vuelo de los murciélagos se recogieron utilizando un transmisor de radio que pesaba sólo medio gramo y que fue adherido a la espalda del animal con un adhesivo (que se desprendió solo tras varios días). La señal se localizó utilizando un receptor móvil instalado en un pequeño avión. "No fue fácil para el piloto seguir a los animales y medir su trayectoria de vuelo continuamente", explica Dina Dechmann, coautora del trabajo. Los científicos también evaluaron los datos registrados por la estación meteorológica más cercana y anotaron las condiciones de viento en el momento de los vuelos estudiados.