jueves, 14 de enero de 2021

Cambio climático



 

Los temporales de nieve y frío como el Filomena que ha barrido España en enero también forman parte de los fenómenos meteorológicos extremos que trae el calentamiento global

Como cada vez que nieva, tu cuñado en la comida del domingo y algún político oportunista aprovechan para hacer chistes diciendo que con el frío que hace, no es posible que el planeta se esté calentando.

Los negacionistas del cambio climático tienen a confundir el clima con el tiempo atmosférico. Cuando llueve en los desiertos suele ser en forma de grandes tormentas que provocan inundaciones. Si estás en el desierto el día que llueve podrías pensar que el clima es lluvioso, cuando en realidad es extremadamente seco.

Otros efectos del cambio climático son los llamados eventos climatológicos extremos. El planeta se está calentando y ya hayamos superado en un grado la media histórica previa a la revolución industrial. Sin embargo, este aumento de las temperaturas hace que los fenómenos meteorológicos extremos sean más frecuentes y violentos.

El 69% de los eventos climatológicos extremos son a causa del cambio climático

Los incendios en Alaska y Australia por el calor, los huracanes cada vez más frecuentes y devastadores en el Caribe, las inundaciones en Francia o las olas de calor en China, todo ello son eventos extremos.

En un informe de Carbon Brief que reúne datos de 300 estudios de atribución, se comprobó que el 69% de los fenómenos meteorológicos extremos tienen como causa común el calentamiento global producido por la actividad humana.

Es cierto que los fenómenos extremos más comunes causados por el cambio climático son las sequías y las de calor, que constituyen la mitad de los casos. Sin embargo, el frío extremo y las nevadas, aunque sean menos frecuentes, también pueden producirse con mayor virulencia a causa del cambio climático.

El primer mecanismo por el cual el cambio climático podría haber afectado a la tormenta es bastante básico: el calentamiento de las temperaturas lleva a la evaporación del agua, lo que lleva a una atmósfera más húmeda, lo que conduce a más precipitaciones.

Más precipitaciones significan mayores posibilidades de inundaciones, pero también de nevadas, cuando las temperaturas son suficientemente bajas y el aire húmedo choca con una masa de aire frío.

Esto es lo que ha ocurrido precisamente con el temporal Filomena que ha barrido España en enero. Una borrasca atlántica cargada de agua se ha encontrado con una corriente de aire frío procedente del Polo Norte, dejando nevadas y bajas temperaturas que no se registraban desde hacía medio siglo.

Todavía no se sabe con total certeza hasta qué punto el calentamiento global ha determinado este temporal en concreto, para esto es necesario un estudio de atribución una vez haya pasado.

Los científicos han advertido desde hace tiempo que el cambio climático traerá tormentas más frecuentes, más húmedas y de movimiento más lento. Si la tormenta de este fin de semana nos muestra algo, es que el cambio climático no solo significa más sequía y huracanes.

jueves, 7 de enero de 2021

VITAMINA D

 


Se confirma que la vitamina D previene los síntomas graves de la covid-19

Nueve de cada diez pacientes hospitalizados con síntomas graves por COVID-19 sufrían deficiencia de vitamina D

 Las vacunas han llegado antes que un tratamiento concreto para tratar de forma eficaz a los enfermos de COVID-19, a pesar de los esfuerzos dedicados para desarrollar tanto el tratamiento como las medidas de prevención. Sin embargo, cada vez hay mayor evidencia de que la vitamina D puede ser una respuesta.

 Un metaanálisis de la Universidad de Yale que reúne los datos de 16 estudios con casi 5.000 personas confirma que efectivamente la deficiencia de vitamina D aumenta el riesgo de padecer síntomas graves por la COVID-19, y está asociada a una mayor mortalidad. La vitamina D redujo la gravedad de la enfermedad y la mortalidad incluso después de controlar las variables de edad, etnia y patologías previas.

 En el estudio también se hace hincapié en las comorbilidades más frecuentes en los pacientes de COVID-19 que son la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades renales crónicas, la diabetes, la obesidad y las enfermedades respiratorias. Todas estas enfermedades crónicas pueden verse afectadas por la deficiencia de vitamina D directa o indirectamente.

 VITAMINA D COMO PROFILAXIS

Estudios anteriores ya habían relacionado los niveles bajos de vitamina D con el desarrollo de infecciones virales respiratorias. Hay una relación inversa entre el nivel de vitamina D y el riesgo de desarrollar síntomas graves en estas infecciones, por lo que es de esperar que el efecto sea similar en pacientes infectados por SARS-CoV2.

 En el metaanálisis se observó que el 50% de los pacientes con sintomatología grave presentaba una deficiencia de vitamina D, con niveles por debajo de  50nmol/L (20 ng/ml), y un 41% tenía insuficiencia, con niveles entre 50-75 nmol/L (20-30 ng/ml). Es decir, a nueve de cada diez enfermos les faltaba vitamina D.

 Hay evidencias de que la vitamina D es muy importante para sistema inmunitario: incrementa la producción de las proteínas de defensa antimicrobiana que forman parte de la barrera física, refuerza la inmunidad innata y la adaptativa mejorando la respuesta de los linfocitos T,  y reduce la producción de citoquinas inflamatorias.

 VITAMINA D COMO TRATAMIENTO

Los investigadores han tratado de analizar si la vitamina D podría ser utilizada como tratamiento y no solo como prevención. Algunos estudios parecen indicar que la terapia con colecalciferol (la vitamina D3, la forma más asimilable) disminuye de manera significativa el número de pacientes que requieren ser tratados en la UCI. El colecalciferol debe ser metabolizado por el organismo para producir la forma activa de la vitamina D.

 ¿ES LA VITAMINA D UNA CURA PARA LA COVID-19?

No existe todavía una base científica que apoye la hipótesis de que un consumo extra de vitamina D en individuos con valores normales ofrezca un efecto protector contra el coronavirus. El metanálisis solo ha encontrado evidencias que relacionaban el déficit de esta vitamina con un aumento en la probabilidad del desarrollo de una sintomatología más grave. Además, los resultados deben valorarse con cautela. Debido a la novedad de la enfermedad, la mayoría de los estudios se realizaron en pequeños grupos de pacientes y en ocasiones carecían de grupo de control y no eran homogéneos.

 DÓNDE ENCONTRAR LA VITAMINA D

Podemos obtener vitamina D de diferentes formas. Nuestro cuerpo la produce de manera natural durante la exposición a la luz solar, pero existen alimentos ricos en esta vitamina como el pescado azul, el hígado y la leche enriquecida. También podemos consumir suplementos de vitamina D3.

Fuente: Quo

 

lunes, 21 de diciembre de 2020

FELIZ NAVIDAD


 A tod@s los que pasáis por el blog “El Burgalés” quiero agradeceros vuestra entrada en el blog y haceros llegar, mis mejores deseos de felicidad para esta Navidad y Año Nuevo. Que el 2021 sea un año lleno de paz y bien-estar para tod@s y poder seguir navegando juntos por este pequeño espacio virtual.

viernes, 11 de diciembre de 2020

Cuál es el animal más importante de la Tierra

 


Hormigas, tiburones, lombrices, el coral… ¿Cuál es el animal más importante de la Tierra?

De los cinco millones de especies del planeta, algunas son más importantes que otras, y dos de ellas se disputan el liderazgo por el título El animal más importante de la Tierra.

PODRÍA SER EL FITOPLACTON, PERO NO LO ES

La función del fitoplacton de los océanos en la generación de oxígeno es mucho mayor que la contribución de los bosques en la tierra. El fitoplancton produce alrededor de 2/3 del oxígeno atmosférico del mundo. También desempeñan un papel vital como base de la cadena alimentaria.

PODRÍAN SER LOS HONGOS, PERO NO LO SON

Sólo por la penicilina, ya deberían optar al primer puesto. Pero hace mucho que hacemos penicilina en laboratorio sin que sean necesarios. Las especies de hongos desempeñan funciones vitales en la liberación de nutrientes a la cadena alimentaria cuando mueren las plantas y los animales. Son los recicladores de la Tierra.

LOS MURCIÉLAGOS A LOS QUE NADIE QUIERE

Los murciélagos ocupan un nicho vital en el ecosistema por la regulación de insectos. Sus hábitos de comer insectos ayudan a que los cultivos prosperen. Ahorran una enorme cantidad de dinero en pesticidas.

TIBURONES, EN CABEZA

Los tiburones, a pesar de su mal ganado papel de malos en las pelis, desempeñan un papel vital en el océano. Principalmente, porque su verdadero papel, el de depredadores, ayuda a mantener el equilibrio entre especies en el fondo de los océanos. Pero no, los tiburones no son los animales más importantes del mundo.

UN EJÉRCITO INDISPENSABLE

Las hormigas.  Estos insectos militarizados proporcionan actividades de reciclaje vitales en ecosistemas de todo el mundo.  También son depredadores directos y son una inspiración para el desarrollo de la IA .

Y ASÍ, LLEGAMOS A LAS DOS ESPECIES EN DISPUTA. ¿LOMBRICES, O ABEJAS?

El liderazgo esta en liza. Por un lado, según el Instituto Earthwatch, una organización sin fines de lucro de conservación internacional, las abejas son la especie más importante del planeta.  La declaración se realizó el pasado mes de julio en una reunión de la Royal Geographical Society de Londres. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), tres de cada cuatro cultivos que producen frutos o semillas para el consumo humano dependen, al menos en parte, de los polinizadores.  Pero, no todo el mundo está de acuerdo en que sean las más importantes del mundo.

Nada menos que Charles Darwin, en 1881, se dio cuenta de la enorme relevancia de las lombrices. Afirmó entonces que «es dudoso que existan otros animales que hayan jugado papel más importante en la historia del mundo que estas criaturas de organización tan simple».

Lo dejamos en empate.

viernes, 27 de noviembre de 2020

El monumento más antiguo de Madrid

 

Si hay un motivo por el que a todos nos encanta pasear por las calles de Madrid es por la riqueza y variedad de patrimonio que se disfruta en sus calles. Edificios, fuentes, esculturas, y un sinfín de obras que nos narran, a su modo, la historia de Madrid.



En ocasiones he leído que algo que lastra la imagen y reconocimiento de Madrid de cara a su status internacional es la falta de un monumento realmente icónico que cualquier viandante del mundo reconozca nada más verlo, al igual que sucede con el Big Ben de Londres o la Torre Eiffel parisina.

Debates aparte, hoy os quiero desvelar un dato en el que quizás jamás os hayáis detenido y es ¿Cuál pensáis que es el monumento más antiguo de todo Madrid? Dadle una pensada a vuestra respuesta antes de seguir leyendo.. Para encontrarlo nos debemos de ir a la zona de Plaza España, caminar un poco más y finalmente llegar hasta el protagonista que buscamos, el Templo de Debod.

Ubicado en lo alto de un montículo, esta construcción de origen egipcio llegó a la capital hace unas cuántas décadas, en 1972. Sin embargo, lleva viendo salir el sol a diario mucho mucho más y es que según estudios, su antigüedad parece ser de unos 2.200 años. Además, se trata del mayor templo egipcio fuera de Egipto.


Esta construcción fue un regalo del país africano en agradecimiento a España por involucrarse tanto para salvar distintas construcciones que iban a desaparecer con la ejecución de la presa de Asuán. Con ella, iban a quedar sumergidos numerosos templos y por ello, Egipto hizo un llamamiento a la UNESCO. España, de manera generosa, acudió al rescate y a cambio recibió esta joya que, originalmente, se ubicaba a más de cuatro mil kilómetros de Madrid. Otras ciudades que recibieron presentes similares fueron Turín y Nueva York.

Ahora ya sabéis cuál es el monumento más antiguo de toda Madrid, ¿Lo sabíais?

Secretos de Madrid. 

domingo, 22 de noviembre de 2020

LAS AVES SON SOLIDARIAS, COMPARTEN COMIDA CON SUS COMPAÑERAS MÁS DESFAVORECIDAS

 


Las urracas de alas azules notan cuando alguien de su grupo no tiene comida y la comparten, algo relativamente raro entre animales adultos

Ayudar a las personas con las que no se mantiene ningún vínculo familiar o de amistad es un comportamiento típicamente humano. Pero, aunque no en el mismo grado, también encontramos casos en otras especies animales como los bonobos o las ratas.

Compartir alimento es uno de los gestos de ayuda más habituales, que se da en varias especies. En los humanos lo vemos en los episodios de la vida cotidiana como las comidas o las cenas, y ya se daba en las sociedades humanas cazadoras recolectoras contemporáneas e incluso en los humanos prehistóricos.

En los animales es más normal verlo entre padres e hijos, y relativamente raro verlo entre adultos, aunque hay múltiples casos de solidaridad entre animales de una misma especie.

Varios estudios confirman que se han visto este tipo de gestos, por ejemplo, entre chimpancés y otros primates, en murciélagos y en orcas. Jorg Massen, biólogo de la Universidad de Utrech (Holanda), descubrió hace unos años que las urracas de alas azules también presentan comportamientos prosociales. Este año, con su nuevo estudio, quiso comprobar cómo se comportaba esta ave a la hora de comer.

El estudio se llevó a cabo con diez urracas de alas azules a las que se les dio gusanos de la harina, un manjar para este tipo de aves. Se las colocó en distintas configuraciones, con o sin comida, en una jaula separada por una malla de alambre, por lo que en todo momento podían compartir, si querían, el alimento unas con otras.

Massen y su equipo vieron que las urracas tienden a compartir siempre el alimento. Las hembras tienden más a compartir con aquellas que no tienen nada de comida . Los machos, por su parte, compartían siempre, en todas las situaciones. Los investigadores indican que posiblemente los machos lo hagan por atraer nuevas parejas o para señalar su estatus.

Las urracas no comparten sólo su comida cuando uno de su especie se encuentra en una situación que los investigadores llamaron «de mendicidad», sino que también comparten, aunque el otro ejemplar no se encuentre en una situación crítica. Las urracas ofrecen más alimento a compañeras del sexo opuesto que a las de su mismo sexo.

«Podemos decir que las urracas mostraron lo que llamamos solidaridad», indica Maseen. Según investigaciones anteriores, las especies llamadas «criadores cooperativos», que crían a sus hijos juntos con todo el grupo, como es el caso de la urraca de alas azules, presentan una fuerte tendencia a ayudarse entre sí en muchos aspectos de la vida.


 

 

sábado, 14 de noviembre de 2020

¿Cómo serán los otoños del futuro?

 


Viajemos al año 2050. Mes de noviembre. Un día como hoy. ¿Seguirá existiendo el otoño?

 El paisaje amarillo por las hojas de los robles y los castaños, lluvia, olor a tierra mojada, las setas…  En el futuro, ¿el otoño en España seguirá siendo cómo lo es hoy?

 Los expertos de eltiempo.es  han elaborado un estudio sobre el clima del futuro en España, y han podido avanzar hasta el año 2050. Según sus previsiones, ese mes de noviembre de 2050 podría llegar con temperaturas de 42ºC en Sevilla, 40ºC en Córdoba, 36ºC en Zaragoza, y 35ºC en Madrid, Bilbao y Valencia. Así que adiós al margen de temperaturas suaves que a día de hoy nos da el otoño.

 SIN LLUVIA EN ANDALUCÍA

También descenderán las lluvias, especialmente en Andalucía. Según el estudio más del 80% de los días de otoño en la Sevilla del futuro no lloverá.

 Temperaturas máximas dignas del verano más caluroso, aumento de noches tropicales y mayor temperatura del Mediterráneo con una mayor probabilidad de DANAs. Así podrían ser los otoños de la década de 2050 según el estudio de Eltiempo.es  

 LO QUE HOY ES CALOR EXTREMO, PASARÁ A SER MÁS HABITUAL

Las temperaturas máximas de los otoños de 2050 serán entre dos y tres grados más altos y aumentarán las noches tropicales

 Las temperaturas máximas extremas podrían ser las que hoy marca el termómetro en un día de sofocante calor en verano: hasta 42ºC en Sevilla, 40ºC en Córdoba, 36ºC en Zaragoza y Murcia, y 35ºC en Madrid, Bilbao y Valencia. Se darán hasta 15 días seguidos de los actuales días más cálidos en la meseta Norte y 17 en la Sur.

 LLOVERÁ MENOS DÍAS: GALICIA LA COMUNIDAD DONDE MÁS SE NOTARÁ

En la península y Baleares habrá menos días de lluvia que a finales del siglo pasado. Entre 7 y 10 días menos de lluvia en Castilla y León, Cantabria, Asturias y Galicia. La mayor variación se notará en el note.

 De los 91 días del otoño, en 2050 podría no llover en 71 en el este de Cataluña y Baleares. También se esperan hasta 72 días secos en la cuenca del Tajo, 73 en el Júcar y el Segura, y entre 74-76 en el Guadiana y Andalucía.

Además, será normal que en el Guadalquivir no llueva durante 13 días seguidos y unos 17 en Huelva y en Baleares.

 Mapa aumento días secos en eltiempo.es

 EL MEDITERRÁNEO MÁS CÁLIDO: “COMBUSTIBLE” PARA LAS TORMENTAS

El Mediterráneo se calienta y lo hace más rápido que la media global. Según las proyecciones, seguirá haciéndolo en las próximas décadas y antes del 2050 ya se habrá calentado más de 1,25ºC respecto a finales del pasado siglo en el entorno del archipiélago balear.

 El nordeste y el centro del país podrían tener más días de lluvia, con cantidades superiores a los 10 mm, que a finales del siglo pasado. Mientras que esta tendencia es más significativa en el este de Cataluña, en el resto de la península tenderían a disminuir hasta 10 días, o incluso más en el caso de Andalucía.

 Estos cambios, producirán un cambio significativo en nuestros paisajes de otoño. Por el momento, sigamos disfrutándolo.